comebienconmigo - tu menu semanal sano para perder peso y mantenerte

si quieres registrarte y ver nuestras politicas de privacidad pincha aqui

Merluza en salsa de limón

Merluza en salsa de limón
Ingredientes para una racion:
200 gr de merluza
250 gr de calabacín
1 cucharada de aceite
Medio limón
1 ajo
1 vaso de agua
Sal gorda (mejor maldon)
Sal fina
introduccion:
Qué rica ésta receta! De repente se me ha ocurrido que quería hacer una salsa con sabor a limón, y así pensando, creo que he dado en la clave para una salsa de limón muy ligera sin nata, ni harina, solo con calabacín, que como tiene un sabor tan suave, le da la textura de crema, pero el protagonista es el limón.

En cuanto a la merluza, para este plato, es indispensable que sea fresca, porque el pescado en este plato es el protagonista. Yo solo uso merluza congelada para hacer puddings o como relleno…etc. donde el pescado es un acompañamiento.

En cuanto a la forma de cocinar la salsa, yo voy a lo cómodo, sé que utilizar la olla express para esto no es para nada necesario, pero tardo 3 minutos. Si eres de los/las mías, hazlo en la olla, no obstante lo voy a explicar a la manera tradicional.
Elaboracion:
Primero vamos a hacer la salsa, pon a sofreír en una cazuela, el ajo laminado en una cucharada de aceite a fuego medio para que quede tierno, no dejes que se tueste. Cuando ya esté tierno, añade un vaso de agua y el calabacín troceado, tápalo y deja cocer hasta que el calabacín este cocinado.
Con una espumadera recoge el calabacín y el ajo cocinados, deja que escurra unos segundos el exceso de liquido, y échalo al vaso de la batidora, añade el zumo de medio limón exprimido con la mano, sal al gusto y tritura. Buscamos textura de crema y si lo haces como te comento no deberías necesitar más agua, no obstante es mejor quedarse corto y añadir mas liquido de la cocción que pasarte y dejarlo aguado porque se estropea la receta. Ya está la salsa hecha. Vamos a por el pescado.

En una sartén echa sal gorda (mejor maldon) por toda ella y ponlo a máxima potencia. Cuando empiece a crepitar la sal, añade la merluza (si tiene piel, empieza por el lado de la piel), baja un punto o dos la potencia del fuego y deja un buen rato hasta que veas que está hecho por ese lado (ojo, vigila que no se te queme), ahora le das la vuelta y lo mismo, dejas que se tueste. Todo este paso sin aceite.

Ya solo queda emplatar, pon la merluza en el plato y vierte por encima la salsa de limón (no hace falta que eches pimentón yo lo hice para darle color a la foto)