comebienconmigo - tu menu semanal sano para perder peso y mantenerte

si quieres registrarte y ver nuestras politicas de privacidad pincha aqui

Brocheta de pollo adobado

Brocheta de pollo adobado
Ingredientes para una racion:
1 pechuga de pollo de 200 gr
1/2 cucharada de comino
1 cucharada rasa de orégano
1 cucharada rasa de pimentón
1 diente de ajo
1 cucharada de aceite
15 gr de agua
25 gr de vinagre de vino blanco
sal.
introduccion:
Seguramente pensabas que hacer una carne o pescado adobado era todo un mundo, pero cuando veas esta receta, te va a parecer genial hacerlo tu mismo/a en casa, ya que solo tienes que escoger las partes mas magras de los alimentos que queramos, pollo, cerdo.... y hacerlo en casa de manera sana, porque controlamos todos los ingredientes y esque ademas es SENCILLISIMO.

Éste adobo lo he hecho en este caso para pollo, pero es un adobo que con pescado queda delicioso también, y de hecho lo haremos con pescado, veras que delicia.

Vamos a usar el mortero como utensilio principal, como siempre os comento hay que tener buenos utensilios, en el caso del mortero, os diré (quizás esto ya es una manía mía) pero si puedes tener un mortero que no sea de madera mejor, la madera al final absorbe un poco los ingredientes, se van quedando los sabores de otros usos, y me parece menos higiénico que un mortero de mármol o de material no poroso.
Elaboracion:
Lo primero que vamos a hacer es preparar el adobo, en un mortero machacamos el ajo bien, añadimos los ingredientes secos, el comino, el orégano y el pimentón, y machacamos de nuevo para que se mezclen bien con el ajo, añadimos la cucharada de aceite, y de nuevo machacamos , ahora tendremos una pasta . Añadimos el agua el vinagre y removemos todo, para que se mezclen todos los ingredientes. Lo vertemos arrebañando bien, en una fuente pequeña. El adobo ya está. Fácil no?

Cortamos en cubitos la pechuga de pollo los vamos añadiendo a la fuente con el adobo. Cuando tengamos la pechuga completamente troceada, echamos sal al gusto y con las manos limpias, como si estuviéramos amasando suavemente vamos moviendo bien todos los trozos en el adobo, y de ésta manera se va a ir repartiendo uniformemente por todos los trozos. El pollo adobado ya esta listo. Solo queda que se haga él solito en el frigorífico, dejándolo macerar un día. Tápalo con papel albal o film, pues no queremos que se reseque.

Al día siguiente, en un palillo especial para hacer brochetas (en mercadona los venden de madera) vamos pinchando los trozos de carne adobada.

Ponemos a calentar la plancha o una sartén antiadherente grande que tengas, para que quepa el pincho y cuando esté lo suficientemente caliente lo cocinamos. No hace falta nada de aceite para cocinar.

Lo servimos en un plato. Lo puedes comer solo, o con alguna salsa como mostaza por ejemplo, ketchup, o barbacoa, unos chorritos, no te pases...